Noticias

¿Quieres estar al día de las últimas novedades sobre tecnologías y sobre el uso que los menores hacen de ella? En esta sección ponemos a tu disposición un completo repositorio de noticias para que no te pierdas nada de lo que está ocurriendo a tu alrededor.

¿Caligrafía o mecanografía? ¿Tenemos que hacer elegir a nuestros hijos?

2016-10-07 13:48:35, por Virginia Cabrera Nocito, Blog Think Big


Hablamos a diario de la generación Millenial o la Z como nativos digitales. Pero ¿les hemos enseñado de la mejor manera para acercarse a las tecnologías?

Con mezcla de incredulidad y consternación recibimos la noticia de que los niños finlandeses no volverían a coger el boli. Bien leída, la noticia de que la puntera Finlandia desterraba la escritura a mano, resultó ser una simple despriorización de la enseñanza de un tipo de letra manual, para introducir a cambio clases obligatorias de mecanografía. ¿Bravo?

¿Os habéis planteado enseñar a vuestros hijos a escribir a máquina con tanto énfasis como les enseñamos a escribir?, ¿O estáis más en el bando de los que creen que la enseñanza de la caligrafía debería renovarse un poco para continuar siendo atractiva? Si consideráis que la mecanografía es tan valiosa como la caligrafía, pero necesitáis un “refresco” en la enseñanza de ambas, espero que este sea vuestro post.

Porque estamos “digitalizando” los colegios con deberes interactivos, tabletas, wifi y clases de robótica, pero a mis hijos nadie les está enseñando ni a tener buena letra, ni a manejar con soltura un teclado. Lo táctil es indiscutiblemente más intuitivo, más vistoso y fácil de usar en todos los ámbitos… excepto cuando se trata de escribir.

La caligrafía es fundamental. No me imagino un desarrollo sin escritura manual. De hecho, a más de un adulto nos deberían obligar a hacer cuadernillos Rubio. Aspecto que, por otra parte, mis hijos no se han currado ni la quinta parte de lo que me curré yo. Trabajar de forma concentrada con ejercicios de caligrafía desarrolla sin duda tanto lo motriz como la personalidad. Pero ni en el móvil ni en ningún otro artilugio es factible escribir un texto largo sin teclado. Y me temo que tardará unos años en serlo. Ni reconocimientos de voz ni mandangas. Salvo que seas de inspiración sublime y dictes tus textos a la primera, vas a tener que tragar con el QUERTY de toda la vida. Por lo que la mecanografía también lo es.

La importancia de aprender a escribir a mano y de seguir haciéndolo

Aunque se esté poniendo de moda tomar apuntes en la tableta, está demostrado que aquellos que toman notas a mano no solo recuerdan mejor los contenidos, sino que también son capaces de desarrollar mejor los conceptos aprendidos. Obtenemos mejores resultados en términos de interiorización al escribir a mano porque el cerebro recibe retroalimentación de la actividad motora, así que asimilamos los conceptos por tres vías: el oído, la vista y la actividad motora. Los movimientos se transforman en memoria motora, que ubicada no sé dónde en el cerebro, crea conexiones nuevas entre lo que se oye, se escribe y se lee. ¿Quién da más?

La mecanografía como una habilidad vital

Sin embargo, la escuela finlandesa demuestra su enorme sentido común al reconocer la nueva realidad de que los hoy escolares del siglo XXI van a tener que usar y mucho el teclado. Del mismo modo que estamos todos volcados sin fisuras en que nuestros hijos hablen el inglés que muchos de nosotros no pudimos aprender, ¿no nos preocupa que pierdan el mismo tiempo que perdemos nosotros al teclado porque escribimos con dos dedos o cometemos constantemente errores? En el cole o en casa, creo que tenemos que esforzarnos porque los chavales aprendan a teclear lo más rápido y lo más correctamente posible. Desde que aprenden las primeras letras.

Así que, a los talibanes de lo digital en el cole, les diría que la escritura a mano tiene sus ventajas. Y no sólo porque parece que el boli se lleve mejor con nuestro cerebro que el teclado, sino porque obliga a desarrollar otras habilidades complementarias a la escritura: el desarrollo de un esquema previo que permita estructurar los textos antes de iniciar a

escribirlos. Al parecer el proceso de entrenamiento que entra en juego en la escritura manual, hace que los chicos aprendan mejor y más rápidamente a expresar sus ideas. Y que se puede llegar a ella desde lo digital que tanto les gusta. Con lápices digitales o incluso con el propio dedo

- Para lo más pequeños de la casa, hay multitud de aplicaciones en español para android como Caligrafía divertida, que enseñan a los más chiquitines a escribir través de fichas educativas de animales, objetos y números con las que mejorarán sus habilidades motrices y de coordinación. Sus juegos y recursos para colorear la hacen perfecta para niños de preescolar, educación infantil y primaria.

- Calligraphy Practice no es la panacea para aprender caligrafía, pero es una App que parte de cero para atraer tanto a los calígrafos principiantes como a los expertos, con un sistema de trazado fácil y una herramienta de pincel caligráfico natural e intuitiva. Colocas el dedo en cada punto de partida y siguiendo las líneas comienzas a escribir caracteres.

- Y para los nostálgicos, icuadernos es aplicación para móviles y tablets con la que cuadernillos Rubio ha demostrado su renovado compromiso por estar presentes en el desarrollo de nuestros peques, recreando en lo digital los tradicionales cuadernillos en un sistema muy fácil de utilizar

Y a los apocalípticos de la vieja escuela, que reconozcan que si sabes mecanografía escribes hasta 5 veces más rápido y que con esta habilidad, los chavales mejoran su productividad de por vida. Seguro que lo de no tener callo en el dedo es argumento menor, pero también está demostrado que la postura ante un teclado, correctamente adoptada, es más sana para la espalda que la que adoptamos al escribir a mano. Y que aprender mecanografía ya no es actividad de señoritas solteronas pues hay vida más allá del método Caballero. Que aprender mecanografía ya no es ni tedioso ni aburrido, pues hay herramientas digitales para todos los gustos y edades.

- Para los más pequeños, recomiendo Vedoque. Todo juegos y actividades lúdicas para que los chicos aprendan dónde está cada tecla o Tux Typing un sencillo juego que, bajo la agradable apariencia del pingüino Tux, conseguirá que los niños más pequeños aprendan mecanografía de manera divertida.

- Para los más mayorcitos que aún desconocen dónde está cada letra o que quieren aprender “con método” hay programas y aplicaciones online para todos los gustos. Mecanet, Curso Mecanografía son buenos ejemplos con lecciones paso a paso que van aumentando progresivamente su dificultad, comenzando con la práctica de movimientos que combinan pulsaciones de teclas para pasar luego a la escritura de palabras y luego a textos.

- Los que ya se manejan pero quieren ganar en velocidad y bajar su tasa de error, poniéndose en forma con una sencilla práctica diaria pueden optar por Rapid Typing o 10fastfingers

Y a todos, que esto de las habilidades, es como tener hijos. Que no se deja de querer ni pizquita al que tienes cuando llega un nuevo bebé.

Cerramos hoy con Aristóteles, que de esto de educación sabía un rato, cuando decía que “la virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto”. Y yo añado, en digital o en “analógico”, anima a tus hijos a que escriban. Resúmenes, cuentos, descripciones, definiciones, historias o simples notas recordatorio, pero que lo hagan. Cuanto más, ¡mejor!


Post originalmente publicado en el Blog de ThinkBig.

Comentarios

No hay comentarios por el momento

Nota Los comentarios serán revisados por un moderador antes de ser publicados. Tu comentario no será visible en el momento del envío.

Noticias