Noticias

¿Quieres estar al día de las últimas novedades sobre tecnologías y sobre el uso que los menores hacen de ella? En esta sección ponemos a tu disposición un completo repositorio de noticias para que no te pierdas nada de lo que está ocurriendo a tu alrededor.

7 lecciones que nos ha dado Pokémon GO

2016-10-04 11:45:09, por Catalina Echeverry, Mamá También Sabe


Creo que tan solo aquellos que no tengan hijos, ni nietos ni sobrinos, o estén por encima de los 80 años o se hayan entregado a un retiro espiritual en Bora Bora durante estas vacaciones, no se han enterado de la existencia del Pokémon GO.

Su éxito (al menos en cuanto a descargas: llegó a tener 45 millones de usuarios activos en su punto más alto) y la viralidad con que se alcanzó, hizo que fuera el verdadero tormentón de estos últimos meses (ninguna canción ha sido tan repetida como las veces que hemos escuchado “Pokémon GO” en nuestras casas, en la calle, en los parques, en las tiendas, en la playa, en el tren, en las paradas de autobús; tres generaciones unidas cazando Pokémons por doquier y a todas horas.

Desde luego mis hijos no iban a ser la excepción, y aunque ni el padre ni yo somos lo suficientemente frikis para habernos también enganchado, sí les dimos “largas a los dos” para que disfrutaran de la app, permitiendo su instalación tanto en el móvil como en el iPod de ElMayor, al fin y al cabo, estábamos de vacaciones y los acuerdos de uso de tecnología durante este período, cambian y se vuelven más flexibles.

Somos unos convencidos de que todo en la vida son oportunidades de aprendizaje, con experiencias positivas o negativas, de las cuales nos terminamos beneficiando todos, y Pokémon GO no iba a ser la excepción. Aquí te cuento algunas de las cosas que hemos aprendido gracias a este juego “free-to-play” (que tan free no resultó y luego te cuento por qué):

1. La tecnología puede ser compatible con las actividades al aire libre

Curioso, pero es lo que ha logrado este juego: que los jóvenes quieran salir de casa, caminar, recorrer las calles, conocer nuevos lugares de su ciudad, así sea para cazar ese Pokémon que creen que sólo se consigue en determinado punto. Y si los demás desarrolladores de videojuegos se fijan bien en el éxito que se ha tenido, puede ser que tengamos cada vez más juegos y apps que nos ayuden a “reconectar” con nuestro entorno, en lugar de aislarnos.

2. No es cuestión de velocidad sino de constancia. No por ir más rápido es mejor; caminando a un buen ritmo es mejor que ir en coche… claro, si lo que quieres es explosionar uno de los huevos, ya has entendido que de nada sirve ir muy rápido; en la cultura de la inmediatez y la velocidad, que la gente tenga que ir caminando en lugar de corriendo, que tengas que ir acumulando puntos en vez de lograrlos todo de una sola vez, da pie a desarrollar la paciencia que tanta falta nos hace.

3. La tecnología puede unir varias generaciones. Este juego ha logrado que los primos mayores de mis hijos, y los hermanos mayores de sus amigos quieran jugar con ellos; dos generaciones que, por sus intereses personales se han ido alejando con los años, vuelven a tener un punto en común... Bueno ¡y eso que no estoy contando con los treintañeros que también se han unido a la fiebre, al haber sido fans en los 80´s de la serie! Nosotros no entramos en esta fiebre, porque los Pokémons ya nos pillaron muy mayores, pero los que a inicios de los 90 tenían 10 años, ahora están como locos disfrutando también de las quedadas y los equipos.

4. Hay que mantener actualizado el MovistarProtege y verificarlo con asiduidad. Resulta que al cambiar el móvil a ElMayor a mediados del verano, no verificamos (como deberíamos haberlo hecho) la configuración de Movistar Protege, y se nos fue de las manos el uso (en cuanto a límites de tiempo y otras cosas más que os contaré en el siguiente punto). Ya entrados en razón, y después del frenesí de las vacaciones, hemos vuelto a poner los filtros de tiempo, para que la fiebre Pokémon no interfiera con los quehaceres escolares.

5. Ojo con el consumo responsable en las apps. Hay que estar muy pendientes de las compras – dentro de las apps – inApps Purchase, para evitar sorpresas, recordar y vigilar las normas. Una cosa que no me ha gustado de este juego son las compras internas, los chicos son tentados a comprar paquetes de monedas que mejoran sus prestaciones dentro del juego; nosotros hemos pecado de confiados y hemos cometido tres grandes errores, que nos han pasado una gran factura (tal cual, nunca menor dicho): El primero, no haberle recordado insistentemente a ElMayor las normas de compras dentro de las apps: siempre pedir autorización antes de hacer una compra. El segundo error: haber dejado abierta la autorización del PlayStore con cargo a la cuenta de Movistar, para compras automáticas. El tercer error, no haber hecho una supervisión más cercana del juego, tal vez si alguno de los dos hubiera jugado nos habríamos dado cuenta de la gran tentación que era el poder comprar las monedas a golpe de clic.

6. El autocontrol en los videojuegos no es sencillo de lograr. Mi hijo (bueno, y la gran mayoría de sus amigos) aún se obsesiona fácilmente con los videojuegos; el enganche a los nuevos juegos suele ser una constante sobre la cual siempre tenemos que trabajar. En el caso del Pokémon GO, por todo lo que le rodeaba, fue realmente mayor… hemos tenido que conversar mucho y poner muchos más límites, estar más pendientes de que no sólo jugara a este juego. A pesar de ello, fijaos la sorpresa que nos llevamos con las compras.

7. La supervisión de los padres es siempre necesaria, basta con ver lo que he dicho en los dos puntos anteriores… si es que no podemos descuidarnos, y siempre, siempre tenemos que ejercer nuestra parentalidad de forma responsable.

A pesar de todos los límites y controles que hemos negociado, y siendo él un niño medianamente responsable, debo decir que los que nos hemos llevado el mayor palo hemos sido nosotros, los padres: nos ha faltado mayor supervisión (y no controles), nos ha faltado meternos también nosotros en el juego para poder entender y desde el conocimiento y la experiencia en primera persona poder hablarle y negociar con él. Como en los demás temas de tecnología: si no los conoces, no puedes entenderlos y difícilmente puedes llegar a “enseñarles” un uso responsable.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia Pokémon GO estos meses? ¿Habéis tenido alguna anécdota con el juego? Me encantaría saberla…


Comentarios

No hay comentarios por el momento

Nota Los comentarios serán revisados por un moderador antes de ser publicados. Tu comentario no será visible en el momento del envío.

Noticias